El prerrománico del Reino de Asturias
San Pedro de Nora

a iglesia prerrománica de San Pedro de Nora se encuentra en el concejo de La Regueras, a pocos kilómetros de la ciudad de Oviedo.

Parcialmente destruida al comienzo de la guerra civil del siglo pasado, fue reconstruida a partir del año 1940, por el arquitecto Luis Menéndez Pidal.

Su construcción se encuadra en el reinado de Alfonso II el Casto (792-842) y guarda similitudes constructivas con la iglesia de San Julián de los Prados.

Presenta planta basilical, con una nave central de 4,70 metros de ancho y 11 de longitud, y naves laterales de 2,30 metros de ancho, cabecera tripartita, vestíbulo de entrada de factura moderna y techumbre de vigas de madera, salvo en los tres ábsides que están cubiertos por bóveda de cañón.

Las naves central y laterales están delimitadas por arquerías formadas por tres pilares exentos de sección cuadrada y arcos de medio punto peraltados -los que exceden ligeramente la semicircunferencia-. Sobre el ábside central se encuentra una cámara sin acceso interior, que se abre al exterior mediante una ventana de tres vanos formada por dos jambas, dos columnas exentas y arcos semicirculares de dovelas de ladrillo. Hay vestigios de la existencia de dos recintos adosados a los muros laterales, de dos plantas y acceso al interior por sendos vanos superpuestos.

Los muros están construidos con sillarejo y rematados en las esquinas por sillares, y reforzados por contrafuertes.

El interior se ilumina con la luz de los ventanales abiertos en la parte alta de la nave central -tres ventanas por lado-, un gran ventanal sobre la puerta de acceso y otras vanos menores en cada uno de los ábsides y muros de las naves laterales, tamizada por celosías modernas.

Hay algún vestigio poco significativo de pintura mural.

La torre exenta es una construcción moderna, de los años sesenta, según interpretación del arquitecto Luis Menéndez Pidal